Pan integral de trigo y espelta

REBANADAS PAN 1_00001_09.jpg
Pan integral de trigo y espelta con avenas y chía
Hacer pan puede resultar algo laborioso, sobre todo si decides usar prefermentos o masa madre que hacen que el pan tenga una durabilidad más larga. Pero, poneros a pensar en ese olor tan rico que tiene el pan recién hecho.

Quién se haya criado, haya vivido o viva, en un pueblo con obrador del que sale ese olor a masa de pan recién hecha sabe lo que estamos hablamos. pues bien haciendo tú mismo tu pan puedes inundar tu casa de ese olor a pan recién hecho. Esto tiene la peligrosidad que habré el apetito de cualquiera y podrías comerte todo el pan que acabas de hacer, ahí es donde hay que controlar los impulsos.

Pues bien esta semana en nutriciondeportivayentrenamiento.com elaboramos pan integral,este pan los hemos elaborado con un prefermento, el prefermento no es más que una masa hecha con agua, harina y levadura el día anterior que se usa con frecuencia en Italia.

Los cereales forman parte de la base de nuestra alimentación desde siglos atrás. El pan que hacemos hoy incluye varios cereales, como el trigo, la espelta y la avena, todos ellos harán que el pan tenga un importante contenido en fibra, la cual ayuda a que la digestión de los azúcares se realice más lentamente favoreciendo a su vez el tránsito intestinal ayudándonos a evitar situaciones de estreñimiento.

Para hacer nuestro pan integral de trigo y espelta con copos de avena y semillas de chía, vamos a comenzar haciendo un prefermento, el prefermento lo haremos con harina de fuerza.

  • 175 gr. de harina de fuerza
  • 90 ml de agua a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de levadura seca

Mezclamos muy bien todos los ingredientes del prefermento, nos saldrá una masa ligeramente pegajosa. Hacemos una bola, la colocamos en un recipiente, tapamos con papel film y dejamos reposar en la nevera hasta el día siguiente.

Al día siguiente de haber hecho el prefermento, nos disponemos a hacer el pan, debemos sacar el prefermento de la nevera al menos dos horas antes de hacer el pan para que atempere. Una vez tenemos el prefermento atemperado comenzamos a hacer el pan, para lo que vamos a necesitar:

  • el prefermento
  • 225 ml de agua a temperatura ambiente
  • 160 gr. de harina integral de trigo
  • 160 gr. de harina integral de espelta
  • 30 gr. de copos de avena
  • 30 gr. de semillas de chía
  • 10 ml. de AOVE
  • 10 gr. de azúcar
  • 5 gr. de sal
  • 1/2 paquete de levadura seca o 9 gr. de levadura fresca

Nosotros hemos hecho parte en panificadora en el programa amasado y fermentado que dura 1 hora y 50 minutos, no obstante por supuesto se puede hacer a mano, amasando con la propias manos o con una amasadora.

Lo primero de todo que hay que hacer, hagan en panificadora o a mano es disolver bien la levadura en el agua.

Luego en la cubeta de la panificadora o en un recipiente si se hace a mano, colocamos el prefermento, el agua con la levadura disuelta y la harina; si hacemos a mano amasamos durante 12 minutos hasta que se integre todo muy bien, si hacemos en panificadora le indicamos el programa de amasado más fermentado y la dejamos trabajar.

Si hacemos en panificadora. Después del primer amasado, vendrá el primer reposo. Cuando empiece a amasar de nuevo (2º amasado), añadimos la sal y el azúcar y cuando suene la señal de añadir ingredientes, que será al final de este segundo amasado, añadimos los copos de avena y las semillas de chía ( ricas en ácidos grasos poliinsaturados).

Si hacemos a mano. Posterior al primer amasado de 12 minutos que hemos indicado más arriba, dejamos reposar la masa durante 10 minutos tapada con un paño limpio y húmedo. Pasado este tiempo de reposo, añadimos la sal y el azúcar y amasamos durante 5 minutos más, añadimos los copos de avena y las semillas de chía y volvemos a amasar unos pocos minutos, lo justo para que la avena y las semillas se integren bien, con un par de minutos debería de ser suficiente. Tapamos con un paño limpio y húmedo y dejamos reposar 1 hora aproximadamente.

En este momento, si hacemos en panificadora habrá sonado la señal de que el programa a terminado; si hacemos a mano tendremos la masa bastante levada. Es el momento de dividir la masa como más nos guste, si se desea hacer unos cortes, es el momento. Forramos la bandeja del horno con papel vegetal, colocamos la masa, la dejamos reposar unos 30 más. Pre-calentamos el horno durante 10 minutos a máxima potencia, para que coja bien de calor y al meter la masa en el horno termine de subir bien. Dejar hornear durante 30 minutos a 180º, sabremos que está listo cuando al darle unos toque con los nudillos suene a hueco. Para que el pan tenga algo de brillo, pulverizar con agua el pan justo antes de hornear, también se puede meter en la base del horno una vaso con agua cuando se vaya a pre-calentar el horno para generar vapor.

Si no se va a hornear el mismo día, cuando hayamos divido la masa, la colocamos en un recipiente, la tapamos con papel film y la metemos en la nevera. Al día siguiente sacamos la masa de la nevera un par de horas antes de hornear.

La verdad que para ser un pan integral, que por norma general suelen ser más compactos, queda bastante esponjoso.

Esperemos que os haya gustado la receta de hoy, y que la compartáis con familiares y amigos. Recordar no abusar y hacer ejercicio con regularidad.

¡Gracias por seguir el blog y hasta la semana que viene!

iracrespo

Colaboro en este blog en la categoría de recetas, elaborándolas y sacando las fotografías, los datos nutricionales y toda la información nutricional está valorada, revisada y aprobada por Jose Maria Blanca titular del blog y nutricionista. Esperamos os gusten las recetas que os presentamos y que os animéis a hacerlas vosotros mismos. Gracias por seguir el blog.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×
×

Carrito

A %d blogueros les gusta esto: