La cerveza, una bebida milenaria.

La cerveza, una bebida milenaria.

 

¿Qué tal estáis hoy chic@s? Con motivo del Día Internacional de la Cerveza, hoy día 3 de agosto comparto con vosotros este artículo.

Yo soy consumidor habitual de cerveza, me gustan la gran mayoría de clases de cerveza pero últimamente bebo más cerveza de trigo y tostada. Tengo conocidos que me dicen que esta cervezas industriales no valen para nada, que ellos prefieren las artesanas y es que , según me he enterado, esta creciendo con fuerza el consumo de este tipo de cervezas. Debo decir que todavía no he pisado un bar especializado en cervezas artesanas que tan populares empiezan a ser. Prometo que me pondré a ello en breve.

Pero vamos a comenzar con el artículo en sí hablando someramente y en primer lugar sobre la bebida y en concreto sobre la hidratación (podeís encontrar más información sobre la hidratación aquí).

El organismo humano tiene como media una pérdida diaria de 3 litros de agua que es necesario reponer a través de la alimentación. Estas perdidas se producen por la orina, secreciones orgánicas, heces y agua perdida por evaporación y transpiración. El agua producida por el organismo sumada al agua contenido en los alimentos puede llegar hasta 1,5 litros por lo que la diferencia sería la cantidad de agua que deberíamos beber aparte. Esta cantidad es la mínima y en condiciones ideales pero la recomendación para cada persona iría en función del consejo del especialista. Las bebidas ideales para tal efecto serían el agua y los zumos de fruta ligeros con poco azúcar.

El consumo moderado de bebidas alcohólicas de baja o media graduación, es decir cerveza y vino principalmente, acompañadas de alimentos sólidos no ha demostrado efectos perjudiciales en personas sin enfermedades.

Si buscamos una bebida que no tenga alcohol y que se salga del típico refresco podemos recurrir a la cerveza sin alcohol. Esta bebida resulta especialemnte refrescante con un contenido en agua del 95% y un poder calórico de 40 calorías por caña.

La cerveza sin alcohol lleva poco tiempo entre nosotros y aunque en sus orígenes su sabor, color, calidad y cantidad de espuma, etc no estaban conseguidos, a lo largo de estos años ha mejorado mucho. Esta positiva evolución se ha llevado a cabo por la cada vez mayor demanda de sus consumidores y la fuerte apuesta en investigación llevada a cabo por las industrias cerveceras. Se podría definir a la cerveza sin alcohol como aquella cerveza cuyo porcentaje de alcohol se encuentra por debajo del 1%. Pero hay que referirse mejor a su progenitor la cerveza “de verdad”.

La cerveza es una bebida fermentada tradicional que se encuentra presente en la dieta desde hace miles de años. Se trata de una bebida de baja graduación alcohólica que se fabrica a partir de 3 ingredientes principalmente: agua, malta y lúpulo. Resulta de la fermentación del mosto procedente de la malta de cebada aunque se le pueden añadir otros ingredientes como arroz, trigo o maíz. Este mosto se aromatiza con lúpulo. El lúpulo se usa para aromatizar la cerveza y obtener así su característico sabor amargo. Este amargor camufla y contrasta con el dulzor de la malta.

CERVEZAS VARIADAS_00001
CERVEZAS VARIADAS

El lúpulo

El lúpulo es una planta perteneciente a la familia de las cannabáceas, de tallos sarmentosos de 3 a 5 metros de largo, con hojas parecidas a la vid, flores masculinas en racimo, femeninas en cabezuela y con el fruto en forma de piña globosa. Sus frutos desecados se emplean para aromatizar la cerveza y obtener su característico sabor amargo. Los productores de cerveza sólo cultivan las plantas hembras que producen la lupulina, una sustancia amarillenta y amarga que contiene resinas, aceites esenciales y taninos usados para la industria cervecera.

Es una planta usada como medicina desde hace más de 8.000 años y ya desde el siglo IX se usa para la obtención del lupulino en la fabricación de la cerveza. El lúpulo además de aromatizar también contribuye a la estabilidad de la espuma y posee cierta acción antiséptica.

Usos tradicionales

El lúpulo se ha usado desde la antigüedad como hipnótico, sedante y diurético. Plinio la consideraba una planta alimenticia y recibía el nombre de “lupus”.

En 1516 el duque bávaro Guillermo IV aprobó la famosa “Reinheitsgebot” o “Ley de pureza” de la cerveza, que limitaba los ingredientes permitidos en su elaboración a tres: cebada (o trigo), lúpulo y agua. Esta ley continúa aún vigente, con escasas modificaciones, en toda Alemania, lo que nos da una idea de la importancia del lúpulo en la elaboración de la cerveza desde hace siglos.

Historia industrial

Inicialmente para la elaboración de la cerveza se usaba lúpulo silvestre, pero al ir creciendo esta industria se hizo patente la necesidad de fomentar el cultivo de lúpulo. A partir de la II guerra mundial, el gobierno español promulgó un decreto por el que se prevé el fomento del cultivo a través de una concesión administrativa que recae en la Sociedad Anónima Española de Fomento del Lúpulo, constituida por casi todas las fábricas que existían en aquella época en el país.

Beneficios de la cerveza

  • La ingestión de cantidades moderadas de cerveza (aquí estaría más implicado concretamente el lúpulo) conllevan beneficios sobre el metabolismo oxidativo, es decir, protege de la oxidación. También aumenta las concentraciones de GSH y alfatocoferol.
  • la cerveza sin alcohol disminuye los niveles de colesterol total sobre todo en aquellas personas que tengan cifras por encima de 240 mg/dl, así como los niveles de LDL oxidada.
  • el lúpulo per se  disminuye los niveles de triglicéridos, colesterol total y LDL colesterol.
  • la suplementación con lúpulo también ayuda a regular o ha atenuar los procesos inflamatorios mediados por interleukinas 6, fracción c3 del complemento y proteína C reactiva.
  • hay que tener presente que los efectos beneficiosos de la cerveza no se debe solamente a esa pequeña fracción alcohólica sino al alto contenido en antioxidantes. Para aumentar  mejorar la presencia de antioxidantes en la cerveza los fabricantes deben controlar los procesos tecnológicos para conseguir una mejor extracción de estos compuestos tan beneficiosos.
  • “En una dieta adecuada, el consumo de cerveza sin alcohol por parte de adultos sanos puede contribuir a la reducción de patologías asociadas con la edad y por tanto, a asegurar un envejecimiento más saludable.”
cerveza de trigo
Cerveza de Trigo

Recomendaciones generales sobre el consumo de cerveza sin alcohol en diferentes patologías y tratamientos dietéticos.

  • No se aconseja el consumo de cerveza por muy bajo que sea su contenido en alcohol para aquellas personas con cualquier tipo de hepatopatía.
  • Si se padece de hernia de hiato o úlcera gastroduodenal no suele ser aconsejable su consumo ni el de cualquier bebida gasificada.
  • Para pacientes que sigan cualquier tipo de dieta adelgazante, su consumo estará moderado por el especialista que le lleve el control. Aunque si bien es cierto que la cerveza sin alcohol tiene pocas calorías, hay que tenerlo en cuenta. La permisividad en el consumo semanal de un par de cervezas puede aumentar la motivación del paciente y su adherencia al tratamiento adelgazante.
  • Para los diabéticos no estar´´ia contraindicado su consumo ocasional moderado ya que , aunque la cerveza posee azúcares, estos son de absorción lenta evitando con ello picos en sangre.
  • Los hipertensos se han de cuidar en el consumo sobre todo de la cerveza normal (no hablemos ya de aquellas cervezas con mayor graduación tipo doble malta, etc.
  • Para las personas que deban pasar por diálisis estaría indicado el consumo moderado de cerveza sin ya que 1/2 litro proporcionan alrededor de 25 mg de ácido fólico. Durante el proceso de diálisis se produce pérdida de vitaminas hidrosolubles.
  • En caso de padecer litiasis renal, que sería la formación de depósitos cristalinos de diferente constitución, si estos son de oxalatos, se recomienda la ingesta abundante de líquidos, fundamentalmente agua.
  • En caso de padecer anemia se recomienda no consumir cerveza ya que el alcohol contenido en esta bebida impide la absorción de ácido fólico. La anemia perniciosa suele ser frecuente en alcohólicos crónicos. La cerveza sin alcohol estaría indicado por la cantidad de folatos que presenta esta bebida.

La cerveza sin alcohol

la cerveza sin alcohol posee las siguientes características beneficiosas:

  • contenido nada desdeñable de ácido fólico: 10 microgramos por caña
  • contenido bajo en sodio, ideal para hipertensos;
  • poco calórica, ideal como bebida recreativa en pacientes a dieta;
  • gran cantidad de sustancias antioxidantes como los polifenoles, grupo de sustancias químicas constituidas por taninos, ligninas y flavonoides.

A modo de conclusión diré que el consumo moderado de cerveza en su forma clásica con alcohol o la versión más moderna “sin”, ya sea por su contenido en antioxidantes capaces de frenar los signos de envejecimiento, ya sea por su alto contenido en vitaminas o simplemente porque os gusta la combinación dulce de la malta con el amargor proporcionado por el lúpulo la considero como una bebida francamente recomendable sobre todo en esta época del año en la que nos encontramos.

Me despido ya de todos vosotr@ hasta septiembre. Nos vemos y os doy las gracias por seguirnos!!!

Fuentes:

  1. “El lúpulo contenido en la cerveza, su efecto antioxidante en un grupo controlado de población”; Sociedad Española de Dietética Y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) Facultad de Medicina. Universidad de Valencia. Centro de información. Cerveza Y Salud.
  2. “Cerveza sin Alcohol, sus propiedades”; Sociedad Española de Dietética Y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) Facultad de Medicina. Universidad de Valencia. Centro de información. Cerveza Y Salud.

 

nutriciondeportivayentrenamiento.blog

Soy Técnico en Dietética y Nutrición Humana, especializado en Nutrición Deportiva y Entrenador Personal así como estudios universitarios en Ciencias Químicas(no terminados). Profesional de la nutrición y el deporte con varios años de experiencia, especializado en todo tipo de dietas personalizadas pero dedicado últimamente a dietas hipocalóricas y deportivas. Con afán por saber más y ofrecer un mejor servicio estoy cursando el Grado de Psicología. En mis ratos libres practico artes marciales, disfruto de buenos paseos y quedadas con mis amigos y pareja. Sin más, me despido y solo me queda deciros que espero que os guste el blog y os sea de mucha utilidad. Gracias.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×
×

Carrito

A %d blogueros les gusta esto: